Arroz blanco – método de absorción (microondas)

Queda un arroz blanco muy suelto, ideal para el acompañamiento de platos orientales y riquísimo con huevos fritos y salsa de tomate.

Este método permite tener listo el arroz en muy poco tiempo, sin necesidad de manchar cacharros ni de llenar la cocina de vapor. Se obtiene un resultado igual al de una olla arrocera.

Arroz blanco, método de absorción

Tiempo de elaboración: 40 minutos

Dificultad: baja
Coste: bajo
Fuente: foro Thermomix Australia

Para cuatro raciones:

200 gr de arroz de grano largo (o arroz basmati)
440 gr (=440 ml) de agua (o caldo)
6 gr de sal (si se utiliza agua o caldo sin sal)
Un hilito de aceite

Pesar el arroz y reservar.
Pesar o medir con gran exactitud el agua y ponerla en un recipiente de Pyrex, añadir la sal y disolverla bien.
Llevar el recipiente al microondas y programar aproximadamente 5 minutos a máxima potencia (suelen ser 850 w), hasta que hierva.
Cuando el agua hierva a borbotones, añadir el arroz, removerlo un poco, poner la tapa del recipiente o una tapa de plástico para microondas, y programar otros 5 minutos.
Transcurrido el tiempo, dejar descansar el arroz 30 minutos.
Una vez terminado el tiempo de reposo, sacar el arroz del microondas y ahuecarlo con un tenedor.
Comprobar la sal. Podría ser necesario añadir un pellizco más.

(Si todavía está un poquito crudo, salpicar el arroz con 1 cucharada del agua, mezclar bien y volver a meter 2 minutos al microondas, siempre a máxima potencia.)
Al sacar el arroz, añadir 1 cucharada de aceite y removerlo suavemente, ahuecándolo con un tenedor. Hay que hacerlo varias veces, mientras se enfría, y en unos minutos estará listo para comer.

Nota: Este proceso sirve únicamente para el arroz de grano largo (pilaw) y el basmati. No sirve para el arroz bomba, arroz glutinoso, arroz arborio, arroz vaporizado o arroz integral.

Truco 1: Aromatizando y coloreando el agua o caldo pueden obtenerse resultados muy interesantes. Puede usarse azafrán, cúrcuma u otra mezcla de especias a nuestro gusto.

Truco 2: Para calentar un arroz que se ha quedado frío, salpicarlo con un poco de agua fría y calentar 1 ó 2 minutos, según cantidad.

Truco 3: Para acompañar platos orientales, aconsejo utilizar aceite de sésamo (de venta en herboristerías) en lugar de oliva.

Truco 4: Si sobra arroz, hay que guardarlo en un recipiente tapado dentro del frigorífico. Eso nos permitirá hacer al día siguiente un exquisito salteado de arroz con verduras, marisco, carnes o lo que queramos. O un arroz tres delicias, por ejemplo. Nunca se puede hacer un arroz salteado con arroz recién hervido, porque se hincha de grasa.

Aromático y sueltito

Para 2 raciones, las cantidades son:
100 gr de arroz
220 gr de agua
3 gr de sal
1 cucharadita de aceite

Los tiempos son los mismos.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s