Palitos de naranja confitados, con chocolate

Palitos de naranja confitados

Tiempo de elaboración: Dos días
Dificultad: media
Coste: medio
Fuente: Allrecipes.com

Esta es una recetita muy sencilla, que se hace casi jugando pero que da mucho juego. Son estupendos para ofrecerlos con el café e ir picando en las largas sobremesas con familia y amigos.
Para hacerlos necesitamos:

La piel de dos naranjas de mesa grandes
1 taza de azúcar
3/4 de taza de agua
2 C de agua de azahar
Más azúcar granulado para rebozar los palitos
1 tableta de chocolate negro de cobertura de buena calidad

Lavar muy bien las dos naranjas y cortarles los extremos.
Realizar en la piel 5 o 6 cortes verticales, hasta la pulpa.
Arrancar con cuidado los segmentos de piel, procurando que no se rompa.
Puede quitarse el exceso de piel blanca de los bordes, pero no es necesario. Yo lo he hecho para que los palitos queden más puntiagudos.
Cortar los segmentos en palitos de tamaño uniforme.
Ponerlos en un cazo con agua hirviendo y blanquearlos unos 5 minutos. Escurrir y reservar.
Hacer un almíbar con el azúcar y el agua, y perfumarlo con el agua de azahar.
Añadir las pieles y hervir a fuego muy lento (al 5, en una vitrocerámica del 0 al 9) durante una hora. Dejar enfriar dentro del almíbar.
Escurrir los palitos y rebozas cada uno de ellos en azúcar granulado, y ponerlos después a secar sobre una rejilla.
Yo los tuve secando unas 18 horas. Luego les di la vuelta y los dejé 10 horas más.
Tal como están se pueden meter en un tarro, envolverlos para regalo, porque están muy ricos así solos, usarlos de decoración en otros dulces o bañarlos en chocolate derretido.
Esto último es lo que he hecho yo. 

He utilizado el Thermomix para derretir el chocolate, siguiendo un truco que leí hace tiempo en Mundorecetas, aunque no recuerdo de quién era. Este truco impide que el chocolate se queme, y es más fácil que derretirlo en el microondas, ya que no hay que estar pendiente de sacarlo y remover varias veces:

Poner medio litro de agua en el vaso.
Meter una tableta de chocolate de fundir, partida en tres o cuatro trozos, dentro de una bolsa de asar. Golpear el chocolate con un mazo para reducirlo a trozos pequeños y colocar la bolsa dentro del cestillo.
Cerrar la máquina dejando asomar la bolsa por el bocal.
Hacer un nudo a la bolsa y sujetarla con el cubilete.
Programar 40 min, 80º, velocidad 2.
Sacar la bolsa del vasa, amasar un poco el chocolate derretido con los dedos, y ya está listo. Solo hay que apoyar la bolsa en un bol, cortar la parte de arriba y sumergir los palitos uno a uno. Depositarlos sobre una lámina de papel sulfurizado y dejarlos enfriar. Yo los he metido al frigorífico para que el chocolate quedara bien durito antes de despegarlos.

Piel de naranja

Los he hecho para invitar y para regalar. Yo soy alérgica al chocolate (a todo lo que contenga cacao) y no los puedo comer, pero quienes los han probado han declarado: “¡Ah!” “¡Oh!” “¡Mmmm!” Y también: “¿Hay más?”  Tengo que reconocer que es de las pocas veces que he trabajado con chocolate, así que en los procesos de elegirlo, trocearlo, derretirlo y bañar los palitos he ido un poco a ciegas. Me fié de la recomendación del vendedor y compre un chocolate de cobertura Pedro Mayo (de Chocolates de Navarra) que parece que no ha defraudado.
Es mi participación en el HEMC #49, cuya anfitriona es Núria, de Petita Cuina.

HEMC #49


2 comentarios on “Palitos de naranja confitados, con chocolate”

  1. Merche dice:

    ¡Riquisimo!
    ¡Qué bien te queda la página!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s